Redes Sociales en 2017: ¿hay falta de creatividad?

smartphone-2123520_1920De un tiempo a esta parte hemos estado viendo como las principales Redes Sociales han estado mirándose con el rabillo del ojo unas a otras. Este “marcaje” ha dado como resultado la incorporación de determinadas funcionalidades (fusiladas de la red social vecina) con el objetivo de dotar al usuario de una mejor experiencia y, de paso, minimizar el riesgo de “fuga” a otras plataformas.

El caso más significativo ha sido el “copieteo” que ha sufrido Snapchat por parte de Facebook, Instagram e incluso Whatsapp.

La red social Snapchat se caracterizaba por ser una red en la que los contenidos, tanto fotos como vídeos, eran publicados con fecha de caducidad. El éxito de esta comunidad, creada en 2011, radicaba en lo efímero de sus publicaciones, en contraposición con las publicaciones de otras redes como Twitter o Facebook, sobre todo esta última, en las que lo publicado se mantiene en el tiempo e incluso con cierta periodicidad se encargan de recordarte contenidos publicados hace años.

Instagram Stories y los estados dinámicos de Facebook y Whatsapp son buena prueba de ello.

Dicho esto, las cuestiones que hay que poner en la mesa son: ¿cuantas funcionalidades se copiarán unas a otras? ¿llegará un momento en el que no sabremos en qué plataforma estaremos por la similitud entre unas y otras? ¿Existe una falta de creatividad en los desarrolladores de las Redes Sociales cuyo resultado es la situación que vivimos actualmente?

De aquí a unos meses seguiremos viendo, con casi total seguridad, el avance de los Clones de las Redes Sociales con mejoras e incorporaciones en cada una de las plataformas pero ¿veremos el nacimiento de más redes sociales que nos aporten cosas nuevas?. Lo dudo aunque el tiempo nos dirá.

 

Si “Whatsappeas” no conduzcas

Aquí tienes el vídeo (brutal) de la campaña que se está lanzando en Estados Unidos para prevenir sobre los daños causados por las distracciones provocadas por mandar mensajes de texto mientras se conduce.

Las autoridades señalan que más de 3.000 personas murieron en 2012, un incremento de un 9% sobre el año anterior, y más de 421.000 conductores han resultado heridos por este motivo.

Más información en http://www.distraction.gov